En un mensaje a través de su cuenta de Twitter, la hija de Alberto Fujimori volvió a negar, casi con el mismo libreto, conocer al dueño de la constructora brasileña y haber recibido dinero de parte de esta, tal como lo hizo el mes pasado cuando IDL también reveló que Marcelo Odebrecht dijo, ante fiscales peruanos que lo fueron a interrogar a Curitba, que su empresa había financiado otras campañas en el Perú, además de la de Ollanta Humala, entre las que las mencionó la de Keiko.

“Desconozco las intenciones que tuvo el Sr. Marcelo Odebrecht, pero conmigo jamás tuvo una reunión. Ni él, ni ningún enviado suyo. ¡Que quede bien claro! Fuerza Popular no ha recibido dinero suyo o de sus empresas”, escribió Keiko.

Este mensaje, que se suma a su afirmación de que solo conoció al exdirectivo de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, en 2011, durante una exposición de su plan de gobierno, es muy parecido al que dio la vez pasada, ante este nuevo indicio que —ahora sí— parece comprometerla directamente con el megacaso de corrupción Lava Jato.

Saltó la defensa

Otros de los que no esperó mucho luego de publicado este informe peridístico fue Luis Galarreta. El vocero de la bancada fujimorista negó que Keiko Fujimori haya recibido dinero por parte de Odebrecht, tras los apuntes destapados. Incluso, en su intento por defender a su lideresa, atacó a IDL- Reporteros y lo calificó como un “medio político” que pretende montar una “cortina de humo”.

“Keiko Fujimori no conoce al señor Odebrecht. No se ha reunido con ninguno de los señores de las empresas brasileras ni ha recibido nada. (…) Los doble moral quieren hacer su cortina de humo”, dijo en RPP.

En el Apra también han cerrado filas por la hija mayor de Alberto Fujimori. El vocero de la bancada aprista, Javier Velásquez, consideró que los apuntes en la agenda de Marcelo Odebrecht, en los que menciona el nombre “Keiko” y aparecen, otra vez, las iniciales “AG” —que serían de Alan García—, son especulaciones para intentar dañar la imagen de estos líderes políticos.

“Son solo especulaciones malintencionadas difundidas en notas sobredimensionadas por los adversarios políticos, no solo de Alan García sino también de Keiko Fujimori”, expresó Velásquez Quesquén en diálogo con El Comercio.

(Foto de cabecera: Perú21)