......CARGANDO......
c2dd0934-9233-4309-9a5a-2067d143fcd2

Recategorización de zona reservada de Yaguas: ¿solo parque nacional o con reserva comunal en su interior?

63

Mientras 23 comunidades nativas están de acuerdo con el cambio de categoría de la zona, otras seis exigen que propuesta de incluir una reserva comunal sea considerada en el proceso de consulta previa.

Diecisiete líderes que representan a 23 comunidades nativas de Loreto se reunieron este lunes en Lima con la ministra del Ambiente, Elsa Galarza, para manifestar su apoyo al proceso de consulta previa de recategorización de la Zona Reservada Yaguas para que este sea parque nacional.

Este proceso de participación se inició en diciembre de 2016 tras el pedido de las comunidades nativas de la cuenca baja del Río Putumayo.

Esto quiere decir que la Zona Reservada Yaguas (161-2011-MINAM), que es temporalmente un área protegida y que demanda mayores estudios -condición de las 12 zonas reservadas en el país-, sea una zona a la que se le proteja toda su riqueza ecológica y que allí, por tanto, no esté permitida la explotación de recursos naturales.

Pese a que este es un deseo de las comunidades que son parte de esta zona, existe un grupo de ellas que no solo quieren esto, sino que también una sección de la zona reservada se vuelva una reserva comunal, ya que tradicionalmente un sector de Yaguas ha venido siendo explotado por los nativos de la zona.

No obstante, la propuesta de parque nacional que viene siendo impulsada por el Ministerio del Ambiente (Minam) y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) no incluye esta demanda de reserva comunal; como sí ocurre, por ejemplo, en el Parque Nacional Güeppi-Sekime.

Las comunidades de Huapapa, Primavera, Álamo y Santa Rosa de Cauchillo tienen bloqueado el río Yaguas (afluente del río Putumayo), desde el 16 de junio, como medida de protesta en contra de cómo viene siendo llevado el proceso de consulta previa.

Ellos están a favor del parque nacional, pero también representan la propuesta indígena de que una parte del territorio sea reserva comunal. Llevan casi un mes con esta medida de bloqueo.

Ese mismo 16 de junio, Edwin Vásquez, presidente de la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) señaló: “Nunca hablaron de reserva comunal y otros. Nosotros no nos oponemos al parque nacional pero queremos que una parte de la Zona Reservada Yaguas sea reserva comunal donde los bosques sean protegidos por las comunidades y mis hermanos sigan realizando ahí sus actividades de subsistencia de manera ordenada”, así informó el diario La República.

Jorge Pérez, presidente de Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO), conversó con LaMula.pe y comentó que los indígenas que han tomado el río “están esperando la respuesta del gobierno el 21 de julio, sobre cómo se va a categorizar la Zona Reservada Yaguas, no solo a nivel de parque nacional, sino que se tiene que tomar en cuenta el pedido de las comunidades que hacen usufructo de la zona“.

Lo que a nosotros nos preocupa es que los estudios que hicieron el Sernanp dicen que nosotros no hacemos uso de la zona y que por eso quieren convertirlo en Parque Nacional, eso es mentira; allí tenemos vestigios de uso“, afirma Pérez.

El presidente de la ORPIO comentó que la Marina de Guerra está en la zona del bloque y espera que no se produzca ningún altercado en ese lugar.

La agencia de noticias Andina informó que el pedido de recategorización, que fue revisado hoy, cuenta con el respaldo de 23 de las 29 comunidades que firmaron el acta de diálogo de diálogo de diciembre de 2016.

En la reunión de este lunes, los representantes de las comunidades nativas reconocen que la categoría de parque nacional respetará el acceso para el aprovechamiento sostenible de los recursos del bosque, lo que se reafirmó en la última acta de la consulta previa organizada por Sernanp.

Cabe mencionar que en marzo de este año, la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), la COICA y ORPIO escribieron un pronunciamiento dirigido al Sernanp y al Ministerio de Cultura en el que alertaban la “mala fe” con la que se estaba llevando este proceso:

“Alertamos la ‘mala fe’ de esta consulta, que vicia todo lo actuado, ya que en forma arbitraria y contradictoria, se excluyó a 7 comunidades de las 13 que fueron parte del estudio previo del Sernanp que dio lugar al adelanto de opinión tratando de imponer el modelo de ‘parque nacional’ antes que se inicie la consulta misma”.